Martes, 11 de Diciembre del 2018

B Blog

img

Papitas fritas Chips, Viagra y el Slinky: Productos que nacieron por accidente

¿Qué tienen en común las deliciosas papitas fritas chips, el divertido slinky y la tan famosa pastilla azul que ayuda a combatir la impotencia?

Estas tres invenciones aparentemente no tienen nada en común; sin embargo su descubrimiento por casualidad es lo que hace muy interesante su análisis. Resulta curioso el entender cómo podemos aprender mucho de estos ¨accidentes¨ provechosos  y más aún si estamos en el mundo de la creatividad y el marketing.

Papitas fritas Chips

La historia nos cuenta que en el año 1853, el cocinero George Speck (conocido como George Crum) del restaurante Moon Lake House situado en la ciudad de Saratoga Springs - New York, es el responsable del origen de las papas fritas chips. El restaurante fue construido por Caty Moon (conocida como Aunt Kate) y, conjuntamente con Crum manejaban la dirección de la cocina. Un día, un cliente con un nivel de exigencia superior al que habían tenido hasta entonces solicitó una orden de papas fritas. Éstas, una vez servidas, fueron rechazadas de inmediato debido a que, según el exigente cliente, estaban muy gruesas y grasosas. Crum procedió a hacer un corte más delgado y entregó nuevamente en 2 ocasiones más sin llegar a satisfacer a este enfático personaje. Crum, evidentemente frustrado pensó en el último e impensado recurso; decidió cortar las papas de forma tan fina que parecían papel y las puso en el aceite a su máxima temperatura hasta lograr la textura visualmente crocante. Una excesiva cantidad de sal tuvo un papel relevante en el resultado final. El fruto de este trabajo sorpresivamente dejó más que satisfecho al comensal, el cual, con total euforia, halagó su platillo frente al resto de clientes presentes. Todos, influenciados por el nivel de emoción del momento, de inmediato solicitaron órdenes de las mismas papas. Este suceso se viralizó a través de un sostenido boca a boca que llegó muy lejos. Moon Lake House alcanzó la fama por sus SARATOGA CHIPS. Una leyenda acababa de nacer. 

Viagra

Un grupo de químicos de la farmacéutica Pfizer en East England se encontraban buscando un medicamento para tratar la presión alta y la angina de pecho. Después de algunos años de pruebas el equipo recibió un ultimátum para obtener resultados o parar definitivamente el proyecto. Era junio de 1993 y el plazo concluía en septiembre según David Brown, uno de los químicos del programa. Paralelamente a este suceso el equipo se encontraba realizando pruebas del medicamento en un grupo de mineros en South Wales. Cuando les preguntaron si habían notado algún efecto secundario que quisieran reportar, uno de los mineros manifestó el haber tenido más erecciones de lo normal durante la noche.  Inmediatamente preguntaron al resto de trabajadores y, todos al unísono, respondieron que sí, sonriendo. Muchos miembros del equipo fueron escépticos de este ¨side effect¨. Sin embargo, solicitaron 150.000 libras para re direccionar el estudio hacia el tratamiento de la impotencia. Los directivos de Pfizer, al ver la impetuosa y novedosa solicitud finalmente accedieron. Las nuevas pruebas comenzaron en el año 1993 y las ventas formales comenzaron cuando la FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) aprobó el medicamento en marzo de 1998. Pasó poco tiempo hasta que VIAGRA apareció en la portada de la revista TIME. La cobertura mediática fue abrumadora y las peticiones se incrementaron en proporciones espectaculares. Otra leyenda nació para quedarse.

Slinky

La historia del famoso SLINKY también es muy interesante y curiosa. Nació en manos de Richard James, un ingeniero naval allá por el año 1943 cuando buscaba mejorar una serie de resortes para la estabilidad y fijeza de los equipos dentro de los buques. Uno de sus modelos de prueba (que era muy ligero) cayó realizando un armonioso y simpático recorrido al llegar al suelo y a las escaleras. James no pudo dejar de analizar y pensar la potencialidad de lo ocurrido como un juguete novedoso y lúdico. Se lanzó en 1945 y ahora los podemos encontrar metálicos y de varios colores y modelos.  El slinky se hizo tan famoso que la National Toy Hall of Fame lo tiene entre uno de sus consentidos. 

Gracias a esos pequeños ¨accidentes¨ ahora tenemos soluciones que han cambiado y complementado la vida de muchos. Otros ejemplos de esto son la penicilina de Fleming, el microondas de Spencer, el velcro de De Mestral, el teflón de Plunkett , el superpegamento de Coover o los rayos X de Röntgen. 

¿Tienes claros los alcances de las pruebas de concepto y pruebas de producto que estás haciendo desde marketing? ¿Has observado con detenimiento y pensamiento creativo las ¨pruebas fallidas¨? ¿Sabes exactamente cuál es la brecha entre lo que SABES de tu producto y lo que DESEAS SABER? ¿Sabes exactamente cuál es la brecha entre lo que SABES de tu cliente y lo que DESEAS SABER?

No podemos subestimar nuestro poder  y límites de análisis. El departamento de marketing debe trabajar desde una perspectiva de creación y diagnóstico de los errores y, quizás convertirlos en accidentes rentables. La dimensión de creatividad debe ser más amplia al momento de crear, probar, investigar y dirigir un resultado. El observar a los lados puede ayudarnos a ver nuevas cosas en el paisaje. Recuerda que, una forma de ver algo, también es una forma de no verlo. Fallar realmente puede ser una bendición.

img


Creatividad

Apasionado del marketing y del rock. Speaker internacional, Escritor (Emotionshare y A que te atreves), Columnista. Baterista.

Suscríbete

Ingresa tu correo electrónico para recibir noticias relevantes.