Martes, 11 de Diciembre del 2018

B Blog

img

Historia del marketing digital ¿La conoces?

El Marketing ha tenido que transformarse y actualizarse día a día conforme avanza la tecnología, pues como hemos visto en cuestión digital el cambio es una constante. Tan sólo como consumidores hemos evolucionado con ella y a diario se suman más (ya somos más de 3 mil millones de internautas a nivel mundial) e incluso ya es parte de nuestras vidas. Al despertar lo primero que revisamos es nuestro smartphone para ver los mensajes de WhatsApp o nuestras redes sociales, y por su puesto nuestro mail.

Un estudio realizado por Deloitte sobre los hábitos de uso del Smartphone en México en 2016, muestra que revisar nuestro Smartphone se encuentra entre lo primero y lo último que hacemos en nuestro día, donde revisar las redes sociales lo hace un 38% y un 27% revisa sus mensajes instantáneos de aplicaciones como Messenger de Facebook, WhatsApp, Telegram o mensajes directos de Instagram, además que el 80% revisa su teléfono en los 30 minutos antes de dormir.

Mientras navegamos en internet en nuestro smartphone encontramos infinidad de estrategias de marketing digital y anuncios en diversos formatos, algunos más intrusivos que otros como el SPAM en nuestro correo electrónico o al revisar nuestras redes sociales encontramos anuncios que pueden ser relevantes de acuerdo a nuestras preferencias según los algoritmos de cada red social. Si nos pasamos a algún sitio web seguro encontraremos banners o avisos pop-up que salen en ventanas emergentes o videos, y lo mismo sucede en algunas aplicaciones gratuitas para nuestro Smartphone, pues en la mayoría de ellas podemos encontrar anuncios que redirigen a otros sitios para vendernos algo o para generar recordación.

Pero, ¿sabes cómo se dieron estos cambios?

Los últimos 20 años han tenido demasiados avances tecnológicos y globalmente día a día se unen más usuarios, lo que para el marketing digital se ha convertido en oro puro…

Como comenté, la llegada del internet ha generado cambios en nuestro estilo de vida y por supuesto que ha tenido que cambiar la manera en la que hacemos marketing… En 1994 se lanzó Netscape, el primer buscador en línea que fue creciendo en número de usuarios a pasos agigantados; de 16 millones de personas que usaban este buscador, a dos años de su lanzamiento ya era usado por 70 millones de personas, y claro, entre más usuarios existieran más oportunidades habían de poder hacer marketing.

De esta manera las estrategias funcionaban de forma similar al marketing tradicional, ya que existían grandes grupos editoriales y webs de contenidos como Terra que comercializaban banners dentro de su sitio web. Después se lanzaron herramientas como el correo electrónico y otros buscadores como Yahoo! en 1994, que para 1996 ya lideraba el sector search mientras Windows 95 veía la luz por primera vez.

En ese entonces Yahoo empezaba a realizar lo que conocemos como SEM, monetizando su buscador. Mientras los usuarios pasaban horas haciendo búsquedas o leyendo noticias que generaban mucho tráfico, Yahoo ponía pequeños banner en lugares estratégicos que al dar clic llevaban a algún sitio específico.

Para 1997 Google empezó a funcionar. Fue ahí donde empezó a cobrar protagonismo y más presupuesto el marketing digital, pues empezaban a utilizarse distintos formatos como intersticials, robapáginas, banner, superbanner, skyscrappe, enlaces patrocinados, etc.  También empezaron a comercializarse espacios de contenidos relacionados a la información que estaba en esa página, y se daba por hecho que si un usuario estaba leyendo en un periódico una noticia de autos,  le interesaba ese tema, de tal forma que los vendedores de seguros y concesionarios podían ocupar esos espacios.

Así es como nace también la publicidad por intereses, que hasta la fecha sigue funcionando.

 

Además de lo anterior, nacieron las primeras tiendas en línea como Amazon en 1994 y eBay en 1995. Sin duda alguna en los 90’s el internet se estaba convirtiendo en el foco de atención para la gente que ya hacía marketing en ese entonces.

Una de las primeras herramientas que se ocuparon para hacer marketing de manera digital fue el email, que junto a los anuncios de televisión, radio, ventas por teléfono y medios impresos daban muy buenos resultados en campañas de marketing. Con el tiempo surgía la necesidad de enviar a los usuarios ofertas o contenidos afines a sus necesidades y empezaban a aparecer las primeras herramientas de email marketing.

Mientras el email empezaba a funcionar mejor, los motores de búsqueda como Google y Yahoo! empezaron a encargase de catalogar los sitios web que fueran apareciendo para permitirle a los primeros usuarios de internet encontrar productos y servicios sin necesidad de tener una sección amarilla, o siquiera levantarse de su lugar; sólo era necesario tener una computadora con internet para hacer búsquedas desde la comodidad de su casa.

Gracias a que los buscadores catalogaban los sitios y a que los usuarios hacían búsquedas, es que nacieron las primeras prácticas de SEO, donde se insertaban dentro del sitio web palabras clave, etiquetas y backlinks que daban como resultado posicionar a los sitios en los primeros lugares de los buscadores.

Para el año 2000 se descubrió en un estudio que la información digital era el tipo de información única con el más rápido crecimiento. A partir de todo lo que había pasado en los años anteriores es que a esto se le conoció como Big Data, que no es más que toda aquella información y actividad que se encuentra almacenada de manera digital.

Esto sucedió porque en el 2000 ya empezaban a reemplazarse los archivos físicos como el papel, por los CD y DVD, aunque a medida que avanzó la tecnología las nuevas herramientas de almacenamiento se volvieron digitales, tales como datos e información en general. Esta cuestión se volvió una enorme herramienta para las empresas y en este caso para el marketing.

Un año después de esto, en 2001, nació el .com que hizo que las prácticas de marketing cambiaran de nuevo, dando lugar al inbound marketing que implica el intercambio de información (normalmente datos personales) a cambio de algún beneficio. También surgió el diseño centrado en el usuario, un año después de esto empezaron a surgir las redes sociales como Linkedin en 2002, Myspace en 2003, Facebook en 2004 y Twitter en 2007 generando un enorme intercambio de datos de los usuarios.

Esta información y datos que surgieron a partir de lo anterior se convirtieron en la posibilidad de obtener patrones y tendencias del comportamiento humano. Los datos han sido utilizados para mejorar estrategias de marketing donde incluso ya existen empresas que se dedican a la interpretación de información para mejorar y optimizar los resultados en marketing digital. En algunos casos se usan para predecir acciones o decisiones que tomarán los usuarios, además que ayudan a que las empresas se conecten de manera más efectiva y emocional con los consumidores, y con esto mejorar la relación entre empresa y usuario.

La importancia del Big data no consiste en el crecimiento de un lugar para almacenamiento de datos o en conocer de manera exacta las métricas que arrojan los resultados de nuestra estrategia de marketing digital para anunciarlo en likes en Facebook, en seguidores o visitas, consiste en que con toda esa información se pueda generar una mejor experiencia para los usuarios.

Y esto no para aquí…

Todo sería muy distinto si no existieran los smartphones y las tablets; y es que en los últimos 10 años se disparó de manera exorbitante su uso, lo que ha provocado que muchas estrategias de marketing sean actualizadas constantemente. Al día de hoy los smartphones son más utilizados que las computadoras portátiles, pues en México, según el estudio anual del 2017 de la Asociación de Internet en México y AMIPCI, los usuarios pasan alrededor de 8 horas 1 minuto conectados a internet, donde el 77% de los usuarios lo hace a través de su Smartphone, en comparación del 69% que lo hace desde su laptop o Tablet, mientras que el uso de las PC o computadoras de escritorio va en declive.

Pero para haber llegado a esto, los dispositivos móviles también pasaron por una transformación, pues los primeros teléfonos móviles que nacieron entre los 70’s y 80’s fueron pensados para ser sólo utilizados en automóviles y con muchos cambios y tamaños en su creación. Fue hasta 2003 que el primer teléfono inteligente y moderno fue lanzado por BlackBerry donde admitía correos electrónicos, llamadas, mensajes de texto y navegación en internet; este primer Smartphone sólo era utilizado por personas dedicadas a hacer negocios o de un alto nivel adquisitivo. Fue hasta el 2007 que estos smartphones fueron introducidos al mercado masivo luego de haberse lanzado el primer iPhone, que fue pionero al revolucionar lo que era conocido como un teléfono celular para hacer llamadas a un dispositivo que ha venido a suplir a las cámaras fotográficas, las agendas, el iPod y en realidad ahora podemos portar nuestro mundo en el bolsillo.

Al día de hoy el presupuesto de las campañas digitales se está moviendo hacia el móvil. De esta manera nos hemos digitalizado; el marketing digital día a día cambia y las estrategias cada vez se vuelven más personalizadas y transparentes.

Esto sólo es un breve resumen de lo que ha acontecido y por qué el marketing ha pasado por tantos cambios (y seguramente seguirá haciéndolo) ¿Qué tanto te has adaptado a esta nueva realidad?

Investigación realizada y datos gracias a Deloitte, IAB, Digital Marketing Institute, Asociación de Internet en México y AMIPCI.

img


Marketing Digital

Estratega, speaker y mentora de marketing digital y content marketing. Cofundadora de Algorithmia https://algorithmia.agency

Suscríbete

Ingresa tu correo electrónico para recibir noticias relevantes.