Jueves, 17 de Octubre del 2019

B Blog

img

¿El Marketing crea necesidades? Aquí la respuesta definitiva

Si tuviéramos que enlistar los más grandes debates que existen actualmente en torno al marketing o mercadotecnia, podríamos decir que este se lleva el primer lugar: ¿El Marketing crea necesidades?

Así es, existen múltiples profesionales, docentes, estudiantes y hasta aficionados al marketing que, constantemente comparten sus opiniones sobre si la mercadotecnia es capaz de crear necesidades. Para quienes estudiamos esta bella disciplina en la universidad la respuesta es clara, aunque muy seguramente teníamos a uno que otro profesor que nos daba su opinión y esta no siempre coincidía con lo que nos habían enseñado.


Índice

  1. 1- ¿Qué es una necesidad?
  2. 2- ¿Qué es un deseo?
  3. 3- ¿Cuál es la diferencia entre un deseo y una necesidad?
  4. 4- Tipos de necesidades
  5. 5- ¿Qué dicen algunos expertos al respecto?
  6. 6- Entonces, ¿el marketing puede crear necesidades?

¿Qué es una necesidad?

La Real Academia Española define la necesidad como:

Carencia de las cosas que son 

menester para la conservación 

de la vida.

Es decir, una necesidad es la falta de un elemento vital y/o importante para las personas. En este sentido, podemos considerar que, la carencia de aspectos tan básicos como la comida, la salud, ir al baño, la comunicación, entre otras, son necesidades que el ser humano puede experimentar.

Poco a poco nos vamos acercando a un concepto que se encuentra estrechamente relacionado con ‘necesidad’, pero que posee un enfoque un tanto distinto. Dicho concepto es ‘Deseo’.

¿Qué es un deseo?

¿Acaso necesidad y deseo no son lo mismo? Es decir, si una persona tiene una carencia evidente y vital (necesidad), ¿no será que entonces también es un deseo, pues lo que el individuo quiere es eliminar dicha carencia? La respuesta es no, y ya te explico por qué.

En Marketing, un deseo es la forma en la que un individuo expresa las ganas de satisfacer una necesidad concreta.

¿Cuál es la diferencia entre un deseo y una necesidad?

Te pongo el siguiente ejemplo. Imagina que en este momento tienes la necesidad de comer, ¿terrible, no? Entonces vas a la nevera y encuentras en su interior todos los ingredientes para preparar una pizza (como a ti te gusta, queso, peperoni, vegetales, etc.), agregas los ingredientes y queda lista en 30 minutos para después devorarla viendo una película, trabajando o haciendo lo que gustes.

¿Lo ves? Tu necesidad inicial era la de alimentarte, sin embargo tú decidiste quitarte el hambre con una deliciosa pizza, ¿Por qué no con un sándwich o con una sopa? Porque tu cerebro expresó su deseo: comer una pizza.

Entonces podemos decir que la necesidad es la carencia, y el deseo es la expresión que ilustra cómo quieres resolver dicha carencia en un contexto determinado.

Tipos de necesidades: Pirámide de Abraham Maslow

El psicólogo norteamericano Abraham Maslow (1908-1970), estableció niveles distintos de necesidades a través de la pirámide que lleva su mismo nombre. En ella explica que el ser humano tiene cinco tipos o categorías de necesidades, mismas que se muestran a continuación:

Abraham Maslow, indica que, generalmente el individuo satisface sus necesidades en un nivel ascendente, iniciando con las necesidades fisiológicas, después las de seguridad y así sucesivamente hasta llegar a la autorrealización.

¿Qué dicen algunos expertos al respecto?

Philip Kotler, (considerado el padre de la mercadotecnia moderna), en su libro ‘Dirección de Marketing’ menciona que

“Las necesidades son anteriores a los expertos de marketing y son carencias básicas que existen en la propia esencia de la condición humana”. Así existe la necesidad de comer, de vestirse, de desplazarse, de autoestima, etc.

Así mismo, el portal especializado en negocios, Portafolio.co indica lo siguiente.

¿Qué el marketing crea nuevas necesidades?, ¡No!, eso es simplemente imposible, la necesidades ya están creadas, lo que el marketing hace es satisfacerlas de mejor manera, y es en este punto donde está el nudo del problema.

Entonces, ¿el marketing puede crear necesidades?

Antes de dar una conclusión me gustaría compartirte el siguiente ejemplo. En muchas ocasiones, algunos seguidores nos han escrito directamente que, si el marketing no crea necesidades, entonces cómo es que las marcas hacen para vender cosas que el ser humano no necesita. Esto, acompañado de un ejemplo típico:

“Las personas no necesitan un iPhone, sin embargo Apple vende millones, y la gente con gusto paga precios altísimos por sus productos."

Déjame explicar esta situación. Efectivamente una persona no necesita un iPhone, es decir, no precisamente. Sin embargo, lo que los individuos necesitamos es comunicarnos, así lo podemos hacer de manera oral, escrita, a través de un ordenador o hasta con palomas mensajeras o señales de humo…

¿Entonces? ¡Simple! El iPhone simplemente es la expresión en que una persona satisface su necesidad de comunicación (vital, por cierto); es así como esto se convierte en un deseo, y es en este terreno donde los especialistas del marketing podemos jugar. Es decir, las empresas pueden identificar las necesidades y estimular el deseo en las personas para que adquieran sus productos o servicios, sin embargo las necesidades son inherentes al ser humano; esto significa que por el simple hecho de estar vivos, tenemos carencias que debemos cubrir, por lo cual es imposible que un profesional o empresa pueda crear necesidades que tenemos de manera intrínseca.

Y tú, ¿qué opinas sobre este tema? Será un gusto leer tus comentarios.


Lee también Kotler y su visión del Marketing 4.0

img


Marketing

Director General y Co-fundador de Piensa Merca, conferencista internacional, emprendedor y Licenciado en Mercadeo con especialización en Publicidad.

Sígueme @AlexIniguezV

Suscríbete

Ingresa tu correo electrónico para recibir noticias relevantes.